26 dic. 2011

Adelante, hacia la luna, donde quiera que esté, que somos dos y es solo una.

Qué alegría más tonta..

Que vivan los idiotas, que nos hacen reír, qué ridículo es callarse cuando quieres decir que estás bien cuando todo va mal, que sólo me sale cantar..
Sigue pase lo que pase, y no te rindas. Sabes que de entre un millón, una puede ser tuya. Una que te va a hacer feliz, para SIEMPRE. Bueno, solo si tú quieres.  Cada día es una nueva oportunidad, y debemos de estar ahí para aprovecharlas. Oportunidades que te cambian para mejor.  Oportunidades que te hacen feliz. Recuerda que querer, no es malo. Recuerda que conseguir lo que quieres, aunque a otra gente no le parezca bien, tampoco es malo. Al revés. Cada uno lucha por su felicidad, y no ven la tuya. Así que quiero verte luchar al pie del cañón. Quiero verte dar lo mejor de ti. No te rindas, nunca te rindas.  "Si dices algo sin miedo a equivocarte, nadie tendrá huevos de callarte"
La Real Academia define la palabra imposible como algo que no tiene facultad ni medios para llegar a ser o suceder. Y define improbable como algo inverosímil que no se funda en una razón prudente. Puestos a escoger, a mí me gusta más la improbabilidad que la imposibilidad, como a todo el mundo supongo. La improbabilidad duele menos y deja un resquicio a la esperanza, a la épica. Que David ganara a Goliat era improbable, pero sucedió. Un afroamericano habitando la Casa Blanca, era improbable, pero sucedió. Que los Barón Rojo volvieran a tocar juntos era improbable, pero sucedió. Nadal desbancando del número uno a Federer, una periodista convertida en princesa, el 12-1 contra Malta, el amor, las relaciones, los sentimientos, no se fundan en una razón prudente; por eso no me gusta hablar de amores imposibles, si no de amores improbables. Porque lo improbable es por definición probable, lo que es casi seguro que no pase, es que puede pasar. Mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones que pase, vale la pena intentarlo..
- Tienes miedo,¿verdad?
+ ¿Miedo? Yo no sé qué es el miedo.
- Claro que lo sabes. Todos tenemos miedo alguna vez.
+ Que yo no tengo miedo. Ni nunca lo tendré. Sólo hay que saber que vas a salir ileso de una situación y listo. Ya no hay miedo.
- Adoro que te hagas la valiente. Y que abras y cierres los ojos mientras miras a otro lado para hacerte la interesante. Lo adoro,te adoro.
+ Cállate. Si eso se lo dices a todas.
- ¿Ves? Ahí está. Tienes miedo. Miedo a las relaciones. Miedo a que alguien te diga que te quiere y que dos días después ya no esté. Miedo a no estar a la altura. Miedo a tocar con la yema de los dedos eso que tanto habías soñado y que de repente se vaya. Miedo a querer y no ser querida. Tienes miedo. Reconócelo.
(Ella lo abrazó sin saber si él la abrazaría. Tuvo miedo durante dos segundos hasta que él la rodeó con sus brazos y le susurró un te quiero.)
+ ¿Miedo? ¿Qué miedo? Ya no hay miedo.
No deberías sentirte culpable por tener días malos. Somos humanos, y como tales, llevamos impreso el irremediable defecto de perder las ganas a veces. Sin salida ni solución, incluso empezamos a perder la fe. Vemos equivocarse al sol y poco a poco el día se nos tiñe de negro. Pero cuando eso suceda, recuerda que si no te escucho, tan solo debes gritar. Gritar un poco mas algo para que te pueda oír. Yo seré quién me ocupe de que tú estés bien, y que para ti no haya más días malos.

24 dic. 2011

Puede que sea vergonzosa, y un poco tímida, puede que a veces sea muy niña, y algo estúpida. Puede que me guste escuchar esa estúpida canción que me ata a ti. Puede que sea un poco romántica, y siempre llore al ver alguna de esas películas que siempre acaban bien. Puede que sea de risa floja, y que me de por reír al verte sonreír, puede que se me salgan los colores cada vez que me sacas la lengua, solo por verme sonreír y puede, que sea feliz cuando estás conmigo. Cuando no te das cuenta de que te miro, o cuando no me quiero dar cuenta de que me miras. Puede que me guste que me hables a susurros, y así tener alguna escusa para acercarme más a ti. Puede que tiemble cada vez que te veo girar la esquina, y que me ponga nerviosa cada vez que te me acercas. Y, ¿Sabes qué? Que puede que te quiera y más de lo que piensas.
Nos reímos. Y seguimos riéndonos así. Hablando sin saber muy bien de qué ni por qué. Después decidimos colgar, prometiendo que nos llamaríamos mañana. Es una promesa inútil: lo hubiéramos hecho de todos modos. Cuando pierdes tiempo al teléfono, cuando los minutos pasan sin que te des cuenta, cuando las palabras no tienen sentido, cuando piensas que si alguien te escuchara creería que estás loco, cuando ninguno de los dos tiene ganas de colgar, cuando después de que él haya colgado compruebas que lo haya hecho de verdad, entonces estás perdida. O mejor dicho, estás enamorada, lo que, en realidad, es un poco de lo mismo...


22 dic. 2011

Bien, siempre olvido decirte lo que realmente importa, siempre me quedo sin palabras cuando hablo contigo, son tantas cosas las que quiero compartir que me asalta esta especie de inseguridad en mis argumentos.. Olvido decirte que te quiero. Quisiera pregonar lo que te quiero a voces sordas de teclado, quisiera gritar este vacío de no tocarte, quisiera llorar las noches que me gustaría que estuvieses por aquí, pero me quedo con el consuelo de que sé que cobraré todos los intereses, de que saldaré esta deuda en algún momento, mientras tanto pago aduana al cruzar algún mensaje a tu móvil, pago el impuesto revolucionario por haberte conocido, pero me siento especial por sentir bajo mi piel lo que me trasmites y eso me hace ser algo más que un personaje anónimo destacado entre tanto sentimiento por atar.


Starbucks Coffee.

- Estoy feliz.. - Bueno, pero yo más.

Los caminos se bifurcan, cada uno toma una dirección pensando que al final los caminos se volverán a unir…Desde tú camino ves a la otra persona cada vez más pequeña. No pasa nada, estamos hechos el uno para el otro, y ahí está ella, y al final solo ocurre una cosa, llega el puto invierno, no hay vuelta atrás, lo sientes, y justo entonces intentas recordar en que momento comenzó todo y descubres que todo empezó antes de lo que pensabas… Mucho antes…y es ahí justo en ese momento cuando te das cuenta de que las cosas solo ocurren una vez, y que por mucho que te esfuerces, ya nunca volverás a sentir lo mismo, ya nunca tendrás la sensación de estar a tres metros sobre el cielo.
Que sé que piensas que soy una imbécil y bueno, la verdad es que ahora mismo me siento bastante idiota.. Y vale que nos hemos dicho cosas chungas, somos diferentes, que nos peleamos.. y a veces no nos aguantamos. Pero en el fondo ¿sabes lo que me pasa? Que me cuesta mucho decirte que conocerte, encontrarme contigo, me cambió la vida. ¿Y sabes lo que me cuesta más decirte? Que me la cambió para mejor. Nunca había tenido a nadie y pensaba que me iba a quedar asi para siempre pero ahora no. ¿Sabes que me cuesta aún mas decirte? Que me dan igual los problemas, que me dan igual. Que quiero estar a tu lado. Aunque no pudiese tocarte en la vida, yo quiero seguir ahí, a tu lado. De riñas, no sabiendo decirte las cosas, sacandote de quicio..Toda una vida, solo si tú quieres.

23 ago. 2011

El primer amor nunca se olvida, y si te vuelves a encontrar con el, aquellos sentimientos inevitablemente volverán a surgir. Siempre queda algo, siempre queda alguna pregunta por hacer.. Lo nuestro no acabó. Jamás ha acabado.